Los niños que devoró la pantalla

Ser una estrella infantil no es fácil. Extensas sesiones de grabación, la escuela entre toma ymccauley_culkin-large-1085974435-msg-11037-2.jpg administran hasta que cumplamos 18 años… Angelito maloEs sabido que la fama tiende a subirse a la cabeza de los niños prodigio, para muestra lo tenemos al ex Mi Pobre Angelito, toma, y el siempre presente riesgo que papá y mamá dilapiden nuestra fortuna, la cual McCaulay Culkin, que lejos de su enternecedora figura para la segunda parte de la saga ya consumía drogas y protagonizaba escándalos.

Drew Barrymore, la tierna niña de ET, al parecer quedó La chica de las siglas: ET yet.jpg LSDobsesionada con los viajes cósmicos y luces de colores, recientemente confesó que ya a los nueve años había probado LSD.

Corey Feldman y Corey Haim, dos ídolos adolescentes de fines de los 80, que participaron en películas como Viernes 13, Lucas, Los Muchachos Juntos en las buenas y en las malasPerdidos, y Licencia de Conductor, terminaron en una vorágine de drogas y alcohol, que desbarrancaría sus carreras.
haim-feld.jpg
Más cercano, Haley Joel Osment, el niño que causó sensación en “Sexto Sentido”, se encuentra rehabilitándose en un programa de Buenos tiempos Alcohólicos Anónimos.

Habría qué preguntarse qué es lo que lleva a estos niños a una vida llena de excesos.
haley-joel-osment02.jpg
Será quizás el crecer de golpe, o la sensación que ya no hay nada más por lograr.

Un comentario en “Los niños que devoró la pantalla”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.