El Yeren chino será llevado al cine

El Yeren es una criatura mitológica cuya leyenda radica en la zona centro de China. Es muy parecido al Yeti y ya se ha confirmado que será el protagonista de una película en 3D que se rodará en el mismo bosque donde muchos aseguran que es el lugar donde vive este ser.

El metraje cuenta con un presupuesto de unos 11,4 millones de euros, será producida por una compañía de Pekín en los bosques de Shennongjia, en la provincia central de Hubei, donde cientos de personas rumorean desde hace décadas que es donde vive el Yeren.

El título provisional de la película es Zona Primaria y desde Shennongjia se espera que este metraje atraiga al turismo. Aquí se han documentado unos 400 avistamientos de este misterioso ser que algunos afirman haber visto y que tiene sus parientes en el Himalaya con el Yeti o en Estados Unidos con Bigfoot

Aunque de momento no hay pruebas que demuestren la existencia de un ser como este y las últimas expediciones que se han hecho para buscarlos en los frondosos bosques de Shenningjia para poder encontrar algún indicio fueron hace más de 30 décadas. ¿Leyenda o realidad? Quizá la película nos dé la respuesta.

Vía: 20minutos

Miley Cyrus sufre una demanda millonaria por hacer «caras tontas»

Miley Cyrus ha pedido disculpas en reiteradas oportunidades por su desliz al fotografiarse a comienzos de año achinando los ojos con sus dedos junto a varios amigos, pero el equipo de abogados de la estrella de Hannah Montana transpira de lo lindo intentando evitar reparaciones financieras por este tema.

Los abogados de Cyrus luchan contra una demanda de ¡4 millones de dólares!, presentada luego que la fotografía se filtrase en internet.

La residente de California del sur, Lucie J. Kim, presentó la demanda en nombre de toda la comunidad asiática del condado de Los Ángeles, afirmando que la imagen es racialmente insensible y que ha producido daños financieros a esta minoría.

En su batalla, el equipo de abogados de Cyrus argumenta que la demanda de Kim se basa en el estatuto de derechos civiles, refiriéndose a declaraciones o actos públicos racistas o discriminatorios, y que la agenda de Cyrus, de donde fue sustraída la fotografía, era algo privado.

Claro que no admiten que la estrella sea racista o haya discriminado a alguien. Incluso agregan que su cliente «no tuvo intención de discriminar a la comunidad asiática.»

Inmediatamente después que las fotografías tomaran estado público, Cyrus intentó minimizar el conflicto explicando que simplemente estaba haciendo caras tontas.

No sabemos si eran tontas, pero sí que son caras…

Vía: Celebuzz