J.K. Rowling aprueba cambio para el final de Harry Potter

En julio de éste año 2011 la franquicia más exitosa del mundo del cine llegará a su final tras ocho películas, 10 años, y más de 6 mil millones de dólares de beneficios en taquilla.

Lo que todo el mundo está esperando para verano es el enfrentamiento definitivo entre Harry Potter y Voldemort, que será épico en la versión cinematográfica de Harry Potter y las reliquias de la muerte 2.

Si no quieres enterarte de nada sobre el desenlace del libro, te recomendamos sinceramente que no sigas leyendo, dado que se revelan algunos datos relacionados con éste.

Al final de los libros, debido al combate definitivo, hay un buen número de personajes carismáticos que encuentran su final definitivo, y parece que una de esas escenas de muerte tendrá un cambio radical en la versión cinematográfica.

La autora J.K. Rowling ha aprobado el cambio en la escena de muerte de uno de los personajes principales de la película: el profesor Snape, caracterizado en los films por el actor Alan Rickman. Según declaraciones oficiales del director artístico Andrew Ackland-Snow:

“Queremos cambiar un poco la forma en la que Snape muere. En el libro muere en Shrieking Shack, y queríamos sacarle de ahí, no dejarle en un interior convencional, para que la atmósfera sea un poco más dramática. Le hemos preguntado a J.K. Rowling si estaba de acuerdo, para hacer algo distinto. Fabricamos una casa de cristal, desde la cual puedes ver lo que ocurre en la casa del barco desde allí. Al mismo tiempo la escuela está en llamas…, y a J.K. le encantó. Además, es un lugar muy romántico para morir. Snape muere de una forma extremadamente buena”.

Vía | Collider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *