Una Pareja de Tres, pequeña revisión

Últimamente ha hecho bastante falta el observar una película que sea distendida, que entregue episodios de alegría y simples risas, y es que hace bastante tiempo atrás ya llegaron las comedias entretenidas en las que veíamos atípicos actores reconocidos en el rubro, para ahora encontrarnos con una cartelera más bien pobre en este apartado donde quizás los viejos referentes no han hecho una buena temporada para lo que resta por finalizar en el año 2009. Aún así de las películas que podemos decir son bastante entretenidas y vale la pena echarles un vistazo al menos, está la protagonizada por el actor Owen Wilson y la muy atractiva Jennifer Aniston.

Una Pareja de Tres

Definitivamente podríamos definirla como una comedia liviana, en la que si bien es cierto no nos reímos a carcajadas, constantemente estamos dentro de una especie de trance hipnótico en el que nos mantenemos entretenidos por las aventuras y desventuras de una pareja joven que está comenzando su vida en común y han decidido adoptar a un pequeño cachorro, al cual le han puesto como nombre nada menos que «Marley”, en honor por cierto al famoso cantante Bob Marley.

Desde que llega a sus vidas un maravilloso y hermoso cachorro labrador, la alegría y al mismo tiempo la tristeza de ver cómo el pequeño va creciendo y desde sus primeros días convierte en un verdadero caos todo el ambiente que los rodea, nos va entregando por cierto una especie de plenitud, pues quizás la película en el fondo nos inspira paz y tranquilidad al ver como un pequeño animal puede reportar tanta felicidad a una pareja, al punto de ser tratado como un verdadero hijo y de paso, nos muestra que muchas personas deciden hacerse cargo de un cachorro en vez de traer a sus vidas la gran responsabilidad de un bebé.

A pesar de que cualquier persona podría pensar los cuidados de un pequeño cachorro son menores a las precauciones que hay que tener con un bebé, lo cierto es que esta película se encarga de demostrarnos absolutamente lo contrario y por eso resulta en toda su trama absolutamente divertida.

Como un punto destacado que hay que mencionarle a la audiencia al ver esta pequeña revisión de «Una Pareja de Tres«, se menciona que efectivamente los productores de esta cinta han decidido rebelarse de una u otra manera con las clásicas películas de animales en donde éstos son verdaderos genios, es decir, simplemente entienden cada una de las cosas que sus dueños desean y toman decisiones de forma personal, por lo que según la crítica de muchos, simplemente podrían ser verdaderos genios en una universidad o en algún centro especializado en el desarrollo de nuevas teorías, y es por esto que en la cinta obtenemos a cambio un perro bastante instintivo que pone en situaciones sumamente complejas a sus dueños, pero que es absolutamente creíble para quienes son dueños de uno.

Definitivamente algunos de los puntos que quizás suelen parecer exagerados para muchos al ver esta cinta, es la sobrerreacción que tiene el canino frente a determinadas circunstancias en donde bajo ninguna perspectiva podríamos esperar una actitud frontalmente rebelde, por lo que el modelo que siempre se ha caracterizado como un perro amistoso, se muestra en la cinta muchas veces insoportable hasta el punto de llegar a querer olvidarlo o expulsarlo del grupo familiar.

Como virtud de esta película hay que destacar el hecho de mantener a la audiencia sumamente entretenida durante todo el transcurrir de la misma, y es que definitivamente pasa de tenerlos sumamente alegres en ciertos momentos a llevarlos a otros de excesiva emotividad, donde independiente de si tengamos un perro o no en la familia, nos emocionamos hasta el punto de quizás derramar un par de lágrimas ante la sensibilidad de una situación como la que se genera cuando adoptamos a un pequeño canino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.