Adiós a Michael Crichton, un escritor muy cinematográfico

Aunque alguna vez he puesto a Michael Crichton como ejemplo del nivel del cine actual, comparándolo con los autores que antaño escribían guiones en Hollywood (premios Nobel como Faulkner, por ejemplo) lo cierto es que ayer, cuando apareció la noticia de su muerte me quedo una extraña sensación.

Es cierto que no era un Shakespeare, pero también que nunca fue incoherente con lo que hacía: entretenimiento. Y el cine, al fin y al cabo, tiene un importante componente de entretenimiento. Películas que han estado basadas en sus obras, más allá de la calidad de las misma, han permitido a la industria crecer y, posiblemente, que luego algunos pudieran arriesgarse a hacer obras más personales.

Crichton, que nació en octubre del 42, es al autor de títulos como “La Amenaza de Andrómeda” (con una notable adaptación), “Diágnostico: Asesinato” (que tampoco estaba mal), “Parque Jurásico”, “Sol Naciente” o “Esfera”.

Además se atrevió con la dirección, con resultados bastante aceptables: la interesante “Almas de Metal” o “El primer gran asalto al tren” demuestran que talento no le faltaba. Por sin fuera poco, a él le debemos una de las series de televisión más conocidas en el mundo entero, “Urgencias”.

En definitiva, el mundo del cine ha perdido un referente, aunque no sea del gusto de todos. A los demás siempre nos quedará poder ver sus obras en la gran pantalla para, simplemente, pasar un buen rato.

Un comentario en “Adiós a Michael Crichton, un escritor muy cinematográfico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.