Spike Lee y un film sobre la participación afroestadounidense en la guerra

Miracle at St. Anna

Spike Lee vuelve a la reivindicación racial con ‘Miracle at St. Anna’, basada en una novela de James McBride, que toma el relato de ex soldados de la Segunda Guerra Mundial.

Durante este conflicto, en el año 1944 una unidad afroamericana fue acribillada por fuego propio, sobreviviendo sólo cuatro de ellos.

Sam Train (Omar Benson Miller), uno de los supervivientes, rescata a un chico italiano que ha quedado huérfano tras una incursión nazi en su pueblo. Junto al niño y sus compañeros se ocultan con una familia italiana, prosiguiendo su participación en la contienda más allá de serios replanteos sobre el sentido y significado de su patriotismo.

«Spike llevó (la novela) a otro nivel», señaló James McBridem que participó en el guión.

El director sumó al film una significativa escena, que no forma parte del libro. El regreso de los soldados a Luisiana, donde no se les permite comprar un helado en una cafetería debido al color de su piel, cuando, irónicamente, los alemanes pueden hacerlo sin problema.

«Esta gente fue entrenada para matar nazis y esos tipos son mejor tratados que ellos en su propio país», declaró Spike Lee, presente en la premiere con una camiseta del candidato demócrata a la Casa Blanca Barack Obama. «Todo esto está vinculado a Obama, porque esta gente combatió (…) con la esperanza de que un día Estados Unidos progresaría», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.