Keira Knightley en un remake de “My Fair Lady”

Otro remake…Lo cierto es que me indignaría, pero a estas alturas ya no vale la pena. Para los estudios de Hollywood cualquier argumento es valido para realizar una película. Bueno…cualquier argumento que les pueda dejar dinero y si es uno que no les suponga demasiado trabajo mejor. Así que, salvo honrosas y excelentes excepciones, se dedican a adaptar videojuegos (con una audiencia potencial compuesta por sus jugadores), comics (ídem) o, lo que es peor, coger cualquier clásico del cine y realizar versiones. Que estas sean innecesarias y con una calidad a años luz de sus originales les trae sin cuidado (parece que al final si me he indignado).

Lo último de lo que hemos tenido noticias es de la versión que la Columbia está preparando de uno de los clásicos del musical estadounidense, “My Fair Lady”, esa película protagonizada por Rex Harrison y Audrey Hepburn y dirigida por el gran George Cukor.

Para la ocasión han contratado a Keira Knightley para realizar el papel de la florista de clase baja a la que un profesor intenta convertir en una dama para ganar una apuesta. Digo yo que la habrán elegido por eso de la delgadez, aunque comparar a Knightley con Audrey es como comparar un tomate y una rosa por el hecho de que ambos sean rojos.

Bueno, a la espera de la próxima ocurrencia de los grandes estudios os dejo un fragmento de la cinta original. Por cierto: ¿no os suena la escena de otra famosa película moderna? ¿Plagio u homenaje?

Via: Variety

Un comentario en “Keira Knightley en un remake de “My Fair Lady””

  1. Es dificil desprenderse de esa aureóla mágica que dejaron esos estupendos actores, me refiero a Rex y Audrey. Más aún cuando My Fair Lady fue estrenada en el momento más glorioso de las salas de cine. Cuando ir a ver un film era casi como un evento trascendental. Los clasicos hay que dejarlos como lo que son y no perturbar su memoria para que no pierdan jamás ese bello legado poderoso e indeleble que nos dejaron cuando el bien por el prójimo era una fantasía en la cual se podía creer firmemente. Atte. Yero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.