Hollywood recuerda a Katherine Hepburn en su centenario

kate-2.jpg kate.JPG

Hoy, 12 de Mayo, hubiera cumplido 100 años una de las actrices más míticas de todos los tiempos, la gran Katherine Hepburn.

Hepburn fue una mujer adelantada a su tiempo, independiente en una época en la que las mujeres aún tenían mucho que conquistar, inteligente, rebelde, sofisticada, provocadora….en fin, muchas cualidades que hicieron que, en un principio no fuera demasiado bien recibida en la meca del cine.

Proveniente de la típica familia del Este, progresista y con dinero, de ella algún astuto productor dijo que era “veneno para la taquilla”. Debió ser el mismo que afirmó que Fred Astaire no sabía bailar, pero los productores a veces son así de perspicaces.

Su debut cinematográfico se produjo con “La Zarina” y con solo 23 años consiguió el primero de sus cuatro Oscars por “Gloria de un día”. Los otros tres los ganó por “Adivina quién viene a cenar”, “El león en invierno” y por “En el estanque dorado”.
 
Sin embargo, más que por esas cuatro películas, Kate es recordada más por interpretaciones tan magistrales como las que realizó junto a Cary Grant en “La fiera de mi niña” e “Historias de Filadelfia” (hay quien afirma que esta última no tenia mérito: se interpretaba a si misma) y por su grandioso papel de vieja dama puritana en “La Reina de África”, compartiendo reparto con su gran amigo Bogart. Todo sin olvidar todas las cintas en las que compartió protagonismo con el amor de su vida, ese irlandés católico y borracho llamado Spencer Tracy: “La Costilla de Adán”, “La mujer del año” o “La llama sagrada” fueron algunos de los títulos que pasaron a la historia. Al igual que su relación semi-clandestina durante varias décadas, hasta que el actor falleció victima de sus propios excesos.
 
La “pelirroja”, como la llamaba Cary Grant en “Historias de Filadelfia” acabó conquistando el corazón de los espectadores a pesar de ser ese espíritu libre que a tantos incomodaba. Dos anécdotas inolvidables que reflejan su carácter.

La primera durante el rodaje de “La reina de Africa”: todos recordamos la escena en la que tira al río toda la bebida que lleva en el barco el  personaje de Bogart, pero pocos saben que, en la realidad, Hepburn hizo lo mismo con el Whisky que bebían Bogie y otro de los grandes amigos de Kate, John Huston. Ambos, grandes bebedores estuvieron a punto de acabar con ella.

La segunda, mucho más triste pero que demuestra la personalidad de la actriz, fue en el funeral de Bogart. Katherine, criticada durante años por no vestir como debía hacerlo una mujer decente, esto es, con faldas y no con pantalones, sorprendió a todos acudiendo al entierro con una falda, en señal de respeto por el que se convirtió en amigo y aliado en los malos momentos.

Katherine Hepburn falleció el 29 de Junio de 2003, pero sigue viva en la mente de todos los cinéfilos que amamos el cine. No la olvidaremos. Parafraseando a Cary Grant: “Eso no, contigo eso nunca, pelirroja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.